Boira Avenue


UNAS FOTOGRAFÍAS CUIDADAS PUEDEN MARCAR LA DIFERENCIA 


¿POR QUÉ INVERTIR EN FOTOGRAFÍA?

Tienes una tienda online. A lo mejor vendes productos de fiesta, ropita de bebé hecha a mano o cuadernos, bolígrafos y productos de papelería... Has trabajado mucho para llegar a donde estás: establecerte como empresa y romperte la cabeza intentando comprender la legalidad, montar la web, encargarte de tus productos, encontrar una compañía de mensajería que no cueste un ojo de la cara, llevar las redes sociales al día... ¡Vas a tope todos los días y trabajas más que nadie para sacar tu proyecto adelante! No dejes que unas fotos caseras e improvisadas desmerezcan tu esfuerzo y tus productos. Las fotografías de tu web son tu tarjeta de presentación en Internet, y si son cuidadas y profesionales, le estarás diciendo al cliente que te tomas en serio tu empresa, tus productos y a ti misma.

SOBRE BOIRA AVENUE

Boira Avenue es mi pequeño proyecto: un salto al vacío para trabajar con autónomos y emprendedores con los que establecer no sólo una relación profesional, sino con quien poder compartir un café charlando de los entresijos y las dificultades de ser dueño de tu propio negocio. Creo firmemente en las sinergias que pueden surgir cuando dos personas creativas trabajan en común y me encanta tener amigas emprendedoras que entienden en qué consiste mi día a día y qué problemas y preocupaciones tengo como emprendedora.

Me gusta pensar en Boira Avenue como en una pequeña boutique fotográfica: un lugar en el que el servicio que recibes es 100% personalizado para ti, hecho a mano y con todo el mimo del mundo. No trabajo igual con todo el mundo, porque tú tampoco eres igual que el resto de personas con un pequeño proyecto, y yo quiero trabajar para ti.

Cuando se me ocurrió la idea de liarme la manta a la cabeza y montar Boira Avenue, supe que lo más difícil de todo iba a ser el nombre. No tengo mucha imaginación para estas cosas y me canso enseguida de los nombres que se me ocurren, así que decidí que el nombre de mi proyecto tenía que estar relacionado conmigo, con quién soy y de dónde vengo. De mi amor por el frío y el invierno y de las raíces catalanas de mi familia surgió Boira Avenue: ''boira'' significa niebla en catalán, el idioma de mis abuelos, de mis raíces.

¿Cómo y dónde trabajo?

Vivo en Madrid, así que todo lo que requiera mi presencia física, como los eventos o los retratos de profesionales, lo hago aquí (¡o puedes invitarme a tu casa! Me encanta viajar).

Para fotografiar tu producto, sin embargo, no hace falta que estemos físicamente juntos: puedes enviarme tus productos por correo para que los fotografíe y luego yo te los vuelvo a enviar de vuelta para que puedas venderlos en tu tienda online.

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE TODO ESTO?

Me llamo Julia Puig, y la fotografía es mi pasión desde que tengo memoria. Hago fotos desde siempre y para mí fue una transición lógica y natural el montar mi propia empresa de fotografía de bodas y familias en Madrid cuando acabé el instituto. Sabía que adoraba la fotografía y que se me daba bien, así que me tiré a la piscina sin pensar que había otros aspectos que no estaba teniendo en cuenta: no sabía qué cobrar, ni cómo establecerme legalmente como empresa, qué era eso del marketing y para qué importaban las redes sociales... 

Harta de no saber cómo encontrar clientes y cómo desarrollar una empresa sólida en Internet, un día busqué en Google cómo conseguir más seguidores en Instagram y ¡bum!: eso fue el principio de todo. Descubrí que existía una cantidad tremenda de blogs para emprendedores, de cursos online, eBooks... millones de recursos para nosotros. Lo devoré todo, me empapé de estrategias, de redes sociales, de marketing de contenidos, y en general de todo lo que tiene que ver con ser dueña de un negocio propio. Y descubrí que me encantaba lo que hacía; no sólo hacer fotos, que eso ya lo sabía cuando me tiré a la piscina, sino todo lo demás: pensar contenidos para Instagram, organizar campañas de marketing en Facebook, ¡hasta idear mi propio sistema de cuentas para mi empresa me parecía una tarea agradable! Me enamoré de tener un negocio propio y de regarlo cada día como si fuera una plantita para que, poco a poco, fuese creciendo y alegrándome la vista con sus flores y dándome una sombra bajo la que descansar con mi familia los domingos.

Gracias a Instagram conocí a otras mujeres emprendedoras que eran valientes, trabajadoras y atrevidas con las que conecté enseguida, y supe que quería trabajar con ellas: ayudar a pequeños proyecto como el tuyo a brillar y darte un pequeño empujoncito para que llegues a donde sueñas que quieres estar cuando te estás quedando dormida por la noche. Un negocio no es nada sin sueños locos y sin metas que ahora mismo te parecen inalcanzables, ¡déjame ayudarte a cumplirlos!

CONÓCEME MEJOR

Vivo en Madrid con mi novio y mis tres #gatitospuig, unos auténticos locos que beben de mi vaso, duermen en mi almohada y lloran detrás de la puerta cuando me encierro en el salón para fotografiar tus productos sin que me molesten o se los intenten comer. 

Me encanta escribir mis propias historias, dibujar e ilustrar (aunque soy nefasta) y el helado de plátano, chocolate y nueces. Paso más tiempo del que debería en Instagram,  vivo en una cuenta atrás permanente hasta Navidad y tengo elegido el nombre de mi primer hijo desde hace dos años (mi novio y yo hemos comprado ya cositas personalizadas con su nombre... ¡como sea niña no sé qué va a ser de mí!).

En la página web de mi empresa de fotografía de bodas y familias puedes averiguar más sobre quién soy o leer una lista de hechos ''graciosos'' sobre mí. Y si te has decidido y te apetece que empecemos a trabajar juntos, haz click en el botón de abajo y ponte en contacto conmigo. ¡Estoy deseando conocerte!